It's coming home, el himno recuperado por la Inglaterra de Southgate

"It's coming home", el himno recuperado por la Inglaterra de Southgate

La campaña de Los Tres Leones en Rusia trajo de vuelta esta canción, que nació para la Eurocopa 1996.

EFE

La victoria de Inglaterra ante Colombia en los octavos de final del Mundial de Rusia 2018 y el acceso a los cuartos de una Copa del Mundo doce años después, en los que se enfrentarán a Suecia, ha despertado un himno inglés de la Eurocopa 1996 que reclama la "vuelta a casa" del fútbol.

"It's coming home / It's coming home / It's coming / Football's coming home", reza el estribillo de la canción 'Three Lions' ('Tres Leones') compuesta por los cómicos David Baddiel y Frank Skinner para la Eurocopa de Inglaterra 1996 junto a la banda Lightning Seeds.

Los dos cómicos, que por entonces tenían un programa satírico sobre fútbol en televisión denominado 'Fantasy Football League' en la BBC, idearon una letra que tiraba del pesimismo por un equipo inglés que añoraba -y sigue haciéndolo- el éxito del Mundial de 1966, con multitud de guiños a hitos de la selección inglesa.

"Todo el mundo parece saber el resultado / Todos lo sabían antes / Lo sabían, están seguros de que Inglaterra la va a fastidiar", comienza la canción, que posteriormente va haciendo referencias a héroes del combinado inglés como Bobby Moore, Gary Lineker, Bobby Charlton o Nobby Stiles; y mezclan fragmentos de comentarios originales de periodistas televisivos ingleses.

La primera vez que se puso en un estadio fue en un Escocia-Inglaterra de la fase de grupos de la Eurocopa 1996 en el viejo Wembley de Londres, en un partido que los ingleses ganaron 2-0 con tantos de Alan Shearer y Paul Gasgoine.

"La Federación no quería que la pusieran en Wembley porque pensaban que iba a desanimar al público, pero el DJ la puso de todas formas", confesó David Baddiel a la BBC. El efecto fue inmediato y se convirtió en el himno del combinado inglés.

En aquella Eurocopa, Inglaterra quedó fuera en las semifinales contra Alemania, en un partido con resultado 1-1 y decidido en los lanzamientos de penalti, en los que ambos equipos acertaron sus cinco primeros lanzamientos y en la ronda de muerte súbita un defensor inglés falló su disparo: precisamente el hoy seleccionador Gareth Southgate.

Ironías de la vida. La misma persona que como futbolista formó parte de la leyenda negra de la selección inglesa en los lanzamientos desde el punto de penalti -siempre eliminada en esa instancia, en la que solo superó a España en cuartos de final de esa misma Eurocopa- ha sido, como entrenador, quien ha liderado el equipo que echó por tierra la maldición ante Colombia.

La canción 'Tres Leones', con múltiples versiones para el Mundial de Francia 1998 con los mismos protagonistas y algún cambio de letra, e incluso para el Mundial de Sudáfrica 2010 llegó a versionarse con el cantante pop Robbie Williams y la soprano Olivia Safe. Pero el conjunto inglés cayó en octavos contra Alemania (4-1).

Con el avance a cuartos de final en Rusia 2018, el estribillo más famoso del fútbol inglés ha vuelto a sonar. El fútbol está volviendo a casa, a Inglaterra, es lo que cantan cada vez más aficionados de los 'Tres Leones'. Y que vuelva a casa no indica la celebración de un torneo, como en 1996, sino la posibilidad de vencer en Rusia.

Los pupilos de Southgate están en buena posición para ello: son los únicos campeones mundiales por su lado del cuadro hasta la final, con Suecia como rival en octavos y Rusia o Croacia como oponente en semifinales en caso de superar al disciplinado y eficiente equipo escandinavo.

El lema incluso ha sido utilizado por alguno de los jóvenes futbolistas de la escuadra inglesa en las redes sociales, como el centrocampista del Manchester United Jesse Lingard, quien jugó con esa idea en un tuit que puso tras el triunfo ante Colombia, con una foto en la que se le ve hablando por teléfono.

"No mum, I'm not coming home. It's..." ("No mamá, no estoy volviendo a casa. Está..."), tuiteó Lingard dejando el espacio para que los aficionados rellenen mentalmente el conocido lema.

En otro vídeo, aún sobre el estadio Spartak de Moscú, Lingard le pregunta a su compañero Trent Alexander-Arnold y este contesta: "It's coming home".

El clima de euforia sobre las posibilidades de Inglaterra en Rusia 2018 ha llegado incluso a la Cámara de los Comunes. Este miércoles, la diputada conservadora Rachel McLean aprovechó una pregunta parlamentaria a la primera ministra Theresa May para incluirla en su referencia.

"Does she believe that football is coming home?" ("¿cree usted que el fútbol está volviendo a casa?"), preguntó la diputada de forma retórica antes de enfocar su cuestión hacia los puestos de trabajo que generaría un contrato con la empresa de aeronáutica y defensa BAE Systems.

En Inglaterra quieren que el fútbol "vuelva a casa" con el trofeo del Mundial de Rusia 2018, y confían en Southgate y el equipo que lidera sobre el campo el delantero Harry Kane, máximo goleador del torneo con seis tantos, para lograrlo.

Publicidad
¡Link copiado en el portapapeles!