Tottenham venció al Arsenal en el clásico de Londres

Los Spurs ganaron en Wembley ante más de 80 mil personas con un gol de Kane.

False
343698

Tottenham Hotspur, gracias a un tanto de Harry Kane, se llevó el derbi del norte de Londres número 182 tras derrotar en Wembley al Arsenal, que ve cada vez más lejos la posibilidad de disputar la UEFA Champions League la próxima temporada.

Ante 83.222 espectadores, récord de asistencia en la Premier League, el Tottenham se acabó llevando un triunfo tan sufrido como merecido y se colocó temporalmente tercero en la tabla, con 52 puntos, a cuatro del Manchester United y uno por encima del Liverpool.

El Arsenal, por su parte, mantiene su nefasta forma fuera el Emirates Stadium y es sexto en la clasificación, con 45 puntos, y con un partido más que el Chelsea, que acumula 50 unidades.

Por tercera semana consecutiva, Pochettino no alteró su once inicial, el mismo con el que derrotó al Manchester United (2-0) y sacó un empate ante el Liverpool (2-2), y, pese a haber recuperado al central Alderweireld -titular entre semana en la FA Cup-, mantuvo el 4-2-3-1.

Los Gunners, por su parte, saltaron al césped de Wembley con dos modificaciones con respecto al equipo que goleó hace siete días al Everton (5-1), una por decisión técnica -Wilshere por Iwobi- y otra por obligación -Ramsey, autor de tres goles ante los Toffees, se cayó de la lista por lesión y le dejó su sitio a Wilshere-.

Otra novedad fue la presencia de Cech en el arco puesto que el guardameta checo estuvo entre algodones toda la semana y todo apuntaba a la titularidad de Ospina. En el 4-3-3 de Wenger, Mkhitaryan se colocó en la izquierda, el recién renovado Özil salió de inicio en la derecha, lanzando al espacio a Aubameyang, referencia arriba.

Los primeros 45 minutos fueron flojos, con el Tottenham llevando el peso del partido y los visitantes replegándose bien atrás para intentar cazar alguna contra del velocísimo Auba. El coreano Son, que fue de más a menos en el choque, era el único que parecía capaz de perforar el entramado defensivo del equipo Gunner.

La única ocasión con ligero peligro en la primera mitad la tuvo Kane a los 26 minutos, con un remate de cabeza en el área pequeña a centro de Eriksen que incomprensiblemente se marchó por encima del travesaño.

Marró su primer testarazo pero no el segundo. En el minuto 49, sólo cuatro después de volver de vestuarios, el '10' consiguió derribar la férrea barrera defensiva de sus vecinos y subir el 1-0 al electrónico de Wembley. El punta inglés superó en el salto a Koscielny y remató, impecable, un milimétrico centro desde la izquierda de Davies y alojó la redonda en el fondo de la portería de Cech.

Pese a las innumerables ocasiones de los de casa, y al susto final de Lacazette, quien, con el tiempo cumplido, le ganó la espalda a Davinson y disparó fuera, el marcador no se volvió a mover y el Tottenham se llevó una importante y merecida victoria que lo coloca momentáneamente tercero en la tabla y condena, salvo milagro, al Arsenal a disputar la Champions la temporada que viene.

Deja tu comentario